Hay que experimentar – Julitas y Tango

julitas
tango2

El otro día mi amigo Miguel Barragán me abrió el apetito de julitas así que encargué unas con la abuela. Cuando la abuela llegó estaba escuchando una canción de tango. Y deveras que es extasiate. La gente que me conoce sabrá que mis placres favoritos son la música y la comida y siempre trato de combinarlos como en la cena de la recepción de mi boda. Así que al escuchar esa sensual música de tango mientras desvestía mi julita mordida a mordida yo me extasiaba en un charco de placer casi sensual. 

Pimero fuí sintiendo la dulzura del pan contrastando con la dulzura de la cajeta que tiene en su barriguita. Despues el mayor extasis es cuando como la parte del centro la cual esta mas abultada de este elixir de leche de cabra.

Y además sentir l grasita y el azucar en mis labios es casi como una fijación oral.

Les recomiendo ampliamente que lo hagan. Pero busquen un tango muy seductor no cualquiera.

De hecho en este momento lo estoy haciendo a mis anchas.

2 comentarios

  1. Nada como ponerse un atasque de cualquier alimento que nos provoque alguna senación de hogar. Le tenía muuuchas ganas a esas julitas y gacias a los cielos (y a mi amigo Fer quien las trajo) las pude probar ahí

  2. uy yo no he probado las julitas, se ven buenas, y si le gusta eltango chequese este video, esta bien llegador http://www.youtube.com/watch?v=3PU5Tsx36E0 y escuche al mero mero del tango Carlos Gardel😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: